domingo, 24 de enero de 2016

Quizá la vida...

QUIZÁ LA VIDA ME HA
GOLPEADO FUERTE, PERO
NO HA LOGRADO QUITARME
LA SONRISA.