viernes, 11 de diciembre de 2015

Nada duele más que...

NADA DUELE MÁS QUE
SER LASTIMADO POR LA PERSONA
QUE CREÍSTE QUE NUNCA
TE HARÍA DAÑO.