lunes, 7 de septiembre de 2015

Gracias Dios...

GRACIAS DIOS! POR ESTAR AHÍ
CUANDO ME ENCONTRABA SOLO/A...
CUANDO TODOS ME ABANDONARON...
CUANDO CREÍ QUE YA NO PODÍA MÁS.
GRACIAS!