lunes, 11 de mayo de 2015

Y así se termino la historia...


Y ASÍ SE TERMINO LA HISTORIA.
SIN LA PALABRA FIN, SÓLO CON
TRES PUNTOS SUSPENSIVOS. LOS DE 
LA RABIA, LA PACIENCIA Y LA INDIFERENCIA.