martes, 26 de mayo de 2015

No hay amor más desinteresado...


NO HAY AMOR MÁS DESINTERESADO,
QUE EL DE UNA MADRE, NI PALABRA 
MÁS BONITA, DE AQUÉL QUE PUEDE
NOMBRARLA.