jueves, 23 de abril de 2015

No hay peor despedida...

NO HAY PEOR DESPEDIDA QUE
LA QUE NO TUVO EXPLICACIÓN.