jueves, 1 de enero de 2015

A veces lloro no por ser...


A VECES LLORO NO POR
SER DÉBIL SI NO POR QUE
ESTOY CANSADA DE SER 
FUERTE.