lunes, 8 de diciembre de 2014

No preguntes por qué...



NO PREGUNTES POR QUÉ LA
GENTE TE SIGUE LASTIMANDO,
MEJOR PREGÚNTATE PORQUÉ
LO PERMITES.