viernes, 15 de mayo de 2015

Ella no lloraba por la tristeza...


ELLA NO LLORABA POR LA 
TRISTEZA, LLORABA POR LA RABIA...
NO ERA LA PRIMERA VEZ QUE ÉL
LE ROMPÍA SU PROMESA.